HOWARD HAWKS

agosto 19, 2007

HOWARD HAWKS Howard Hawks, murió con apenas una nominación al Oscar y una estatuilla honorífica, casi a título póstumo. Pero, seguramente, se trató del director que ha contado con un mayor seguimiento del público. Esto incia, hasta qué punto, con demasiada frecuencia, la opinión de la Academia de Hollywood no coincide con la del público del que se nutre la industria del cine. Por que si Hawks entendía de algo era de hacer la sesión agradable al público que acudía a la sala de cine.

Polifacético y esférico director todoterreno

A Howard Hawks le pareció entender que el fin del cine es entretener. Dijo en una entrevista: «Todo lo que hago es contar una historia. No la analizo ni pienso demasiado en ella. Trabajo sobre la base de que si a mí me gustan unas personas y me parecen atractivas, puedo hacerlas atractivas. Si creo que una cosa es divertida, entonces la gente se ríe con ella. Si creo que una cosa es dramática, el público también lo cree. No me paro a analizarlo. Sólo hacíamos las escenas que eran divertidas de hacer. Creo que nuestro trabajo es entretener.»

A diferencia de Lang que pretendía hacer del cine un arte, Howard Hawks no tiene mas aspiraciones, ninguna más, que la de hacer pasar al espectador un rato entretenido. Frecuentemente lo consigue y es por eso que merece un lugar en esta web. Se ha dicho, con razón, que Hawks es un “buen artesano”, una calificación que admitimos solo si le la considera un merecido elogio. Entretener, en el fondo, no es malo. Claro que entretener y “formar”, es mejor. Pero Hawks es americano y todo lo que no sea eminentemente práctico le importa poco. Divertirse es práctico. Formarse es aburrido. Luego, mejor optar por el entretenimiento, si lo que se pretende es tener un éxito profesional y un reconocimiento del público.

Para entretener, Hawks toca todos los “palos”. Entre su filmografía se encuentran películas propias del género negro, westerns, comedias de enredo, frivolidades varias, películas de aventuras. No hay género que no haya tocado en algún momento de su vida. Filmaba aquello que los estudios le solicitaban que filmase. En el fondo, hay que comer todos los días y aunque Hawks era un niño bien, nacido en una familia pudiente, fue educado en el trabajo. A pesar de que en su juventud, lo que verdaderamente le interesaba era la aviación.

Así pues, nuestro director Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

FRITZ LANG

agosto 18, 2007

20060202153412-fritz-lang1.gif20060202153412-fritz-lang.gif20060202153412-fritz-lang.gif Fritz Lang, del expresionismo alemán al cine negro de Hollywood

Friederich Christian Anton Lang, que pasaría a la historia del cine como Fritz Lang, había nacido el 5 de diciemnbre de 1890, justo en el momento en que la cinematografía de los Lumiére daba sus primeros pasos. La vida de Lang se identifica, pues, con la historia del cine. Era hijo de un arquitecto, Anton Lang y de Paula Schelinger, una judía originaria de Brno, en la Moravia incluida en el Imperio Austro-Húngaro. Cuando contrajo matrimonio, Paula se convirtió al catolicismo y Lang recibió una educación católica en el seno de un ambiente acomodado.

En su infancia se sintió atraído por las aficiones del padre, la arquitectura y la pintura que le sirvieron como canales para la expresión de sus fantasías interiores. Es significativo que, cuando su padre le indujo a estudiar arquitectura, Lang accedió, pero sin perder el interés por la pintura. De hecho, a los pocos años de comenzar sus estudios, abandonó la arquitectura por las bellas artes. Esta decisión provocó un conflicto familiar y Lang abandonó el hogar y el ambiente burgués que le rodeaba. Con sus ahorros, emprende un largo viaje por Nuremberg, Munich de Baviera, Frankfurt, pasa a Bélgica, llega hasta Bruselas, cruza la frontera holandesa y, en la exasperación, alcanza China, Rusia y Japón.

En ese momento es, apenas, un artista bohemio, al que el dinero se le va acabando en cada etapa. También la tenacidad del padre mermó y, finalmente, accede a que Fritz entre en la Escuela de Artes y Oficios de Munich. Poco después se instalará en la colina de Montmartre, en París, refugio de artistas e intelectuales. En París verá por primera vez una película e, inmediatamente, advertirá las posibilidades del nuevo arte. En su refugio parisino escribirá algunos guiones que Lee el resto de esta entrada »